Diana Palmer

HOMBRES DE TEXAS
43.EN EL PUNTO DE MIRA
Kilraven, un agente de la CIA alto, atractivo y tenaz, vivía conforme a sus propias reglas. Y una de ellas era mantenerse alejado de Winnie Sinclair, una chica de Jacobsville por la que sentía una fuerte atracción.
Tímida e inocente, Winnie no sabía cómo tratar a un hombre como Kilraven, implacable y atormentado por su pasado.
Era posible, además, que Jacobsville ocultara secretos capaces de resolver un caso cerrado que tocaba muy de cerca a Kilraven. Winnie intuía su dolor. Ella también había sufrido. Por más que intentara negarlo, la amable operadora del servicio de emergencias se sentía unida al sombrío y atractivo agente.
Cuando él descubrió que el turbio pasado de la familia Sinclair podía estar relacionado con el caso que investigaba, Winnie decidió ayudarlo a encontrar respuestas… y a romper el hielo que cubría su corazón.
Ambos unieron sus fuerzas en una peligrosa investigación en la que había mucho en juego. La vida de Winnie corría peligro, y necesitaba a Kilraven más que nunca. Pero si querían tener un futuro juntos, el implacable agente tendría que enfrentarse a su pasado y arriesgarlo todo por su amor.

Descargar



44.DESPIADADO
Alto y moreno, y ¿disponible? Eso es todo lo que les importa a las mujeres de Jacobsville cuando se trata del guapo y distante agente del FBI Jon Blackhawk. Pero si dependiera de él, nunca sentaría cabeza. Afortunadamente, Jon tiene a la mejor guardiana: su eficiente y leal asistente, Joceline Perry. Sin su ayuda, él estaría a merced de las cazadoras de maridos, pero cuanto más pasa a depender de ella, más se da cuenta de lo valiosa que es en realidad. Mientras Joceline no puede negar que su jefe es atractivo; ella, como una madre soltera con responsabilidades está decidida a ser profesional. Sin embargo, cuando Jon es acosado por un criminal que busca venganza, ella viene en su ayuda, alimentando la chispa que está creciendo entre ellos. Mientras aumentan los atentados contra la vida de Jon, Joceline se mantiene a su lado. Pero cuando todo se despeje, ¿se dará cuenta el hombre que evita el amor, que todo lo que alguna vez necesitó estuvo allí todo el tiempo?

Descargar